GRACIAS

Después de doce años en la presidencia del club, el pasado jueves día 11 de mayo, formalmente, presenté mi dimisión en la Asamblea de socios convocada al efecto.

Termino el desempeño de mi cargo con una palabra que quiere resumir el afecto que siento por todos: GRACIAS.

En junio de 2005, en unos momentos críticos para el club -la Agrupación Deportiva Alcobendas- tanto en lo institucional como en lo deportivo, fui elegido para presidir un club con el que me unían largos lazos de afecto y cariño. No en vano había sido fundado entre otros por miembros de mi familia en 1970; mi padre socio número 1 y fundador y mi tío Manolo, y padrino,  socio número 3 y también fundador. No en vano, además, yo fui jugador consiguiendo los dos más importantes hitos deportivos de sus primeros años: en 1976 formaba parte de la plantilla juvenil que ascendió a Liga Nacional -la actual División de Honor de la categoría y en la que durante el siguiente año jugaría- y en junio de 1980 pertenecía a la plantilla del primer equipo que por primera vez en su historia ascendía a Tercera División Nacional, categoría en la que posteriormente también jugaría.

En el acto de toma de posesión, rodeado por un entusiasta grupo de directivos que conmigo iniciaban el desempeño de gestión del club, desplegamos un eslogan que posteriormente sería guía de nuestro quehacer durante estos años que se han venido sucediendo: "desde la base también se puede".

En ningún momento hemos abandonado el mensaje de ilusión que conllevaba aquel eslogan. Tanto es así que, fruto de nuestra comprometida gestión, en junio de 2007, tan sólo dos años después de nuestra llegada, el Juvenil A) ascendió a División de Honor Nacional y el primer equipo recuperó su categoría tradicional: la Preferente madrileña. Ambas sendas enseguida se vieron acompañadas también durante los inmediatos siguientes años por el ascenso de todos los equipos A) del club hasta las categorías competitivas más altas posibles -en alevines, infantiles y cadetes-. Situación que actualmente ya se da con normalidad en los equipos de base del club. Y situación que con la reciente vuelta del Juvenil A) a División de Honor, coloca a nuestro club entre los diez primeros del ranking competitivo de la Real Federación de Fútbol de Madrid, entre los más de 700 clubes que en esa están federados.

Pero la más alta cota del sueño que perseguíamos aún estaba por llegar... y también lo conseguimos. En junio de 2014, después de 20 años sin estar en la categoría, el ya Alcobendas Levitt CF -la antigua Agrupación- volvió a Tercera División Nacional. Aquel fue un momento especial; como lo fue también el ascenso y retorno a esa Tercera el pasado mes de junio después de un año de vuelta a la Preferente. Categoría a la que, apenas 24 horas antes de escribir esta, lamentablemente volvemos, después de una titánica disputa de todo el espectacular equipo de buenos y comprometidos chicos; disputa, además, plena de nobleza y dignidad hasta el último suspiro del último partido de liga disputado contra el campeón del grupo VII de Tercera: el Atlético de Madrid.

No por él traspiés anterior nuestro club sufre merma alguna. Probablemente consolidar algún día no muy lejano al primer equipo en Tercera Nacional debería ser empeño prioritario en la gestión del club durante los próximos años. Actualmente la situación de hecho responde fielmente a los recursos ajenos y medios de los que dispone el club.

Mientras todo lo anterior sucedía, por suerte, nuestro club se ha convertido en referencia para los grandes clubes de Madrid y, también durante los últimos años, de otros clubes nacionales de primer nivel profesional. “La cantera del Alcobendas Levitt”… es ya una marca de la que se puede presumir. Fruto de esta feliz circunstancia muchos de los jugadores que se han venido formando en el trabajo diario del club en esos doce años transcurridos hoy defienden escudos de clubes de primera división nacional e internacional, segunda -y segunda b-, tercera… e innumerables son los canteranos que, procedentes del Levitt -como cariñosamente somos nombrados últimamente-, defienden la camiseta de los Atlético y Real Madrid, Rayo Vallecano, Leganés, Getafe, Elche… etc. Como también son innumerables los casos de niños y jóvenes del club que durante estos años han vestido la camiseta de las selecciones territoriales de la Real Federación de Fútbol de Madrid e, incluso, de alguna selección de base nacional: Rusia, Guinea Conackri, Camerún… -dándose el insólito y feliz caso de la convocatoria en el pasado mes de Marzo de Kalvin, jugador de nuestro senior, a la selección absoluta de ese país-.

Como se puede comprobar la salud deportiva del club es espléndida. Igualmente se puede comprobar también que el espíritu del club es dar inmediata salida a los jugadores que destacan para impulsar su trayectoria potencial profesional. Dato este que, analizado con rigor, sin embargo, impide la consolidación de un gran primer equipo en categoría nacional. Por lo tanto, muy claro está, que nos hemos convertido en un club donde se anteponen, con generosidad, los intereses de los jugadores sobre los del propio club.

Durante estos largos años transcurridos el club también ha pasado a ser muy reconocido institucionalmente. El Ayuntamiento de Alcobendas, a través de la Concejalía de Deportes y del Patronato de Deportes, ha venido reconociendo a la entidad como la entidad deportiva decana de la localidad, tanto por estatus como por el apoyo prestado en todos los actos y eventos organizados por el club -Memorial Luis Aragonés fundamentalmente- y ratificado a  través de los muchos premios que en las Galas Anuales de Deporte ha venido concediendo a nuestro club por su valorado trabajo con la cantera, por los muchos ascensos conseguidos, por los éxitos personales de muchos de sus futbolistas y dando mérito también a varias de las empresas patrocinadores del club. La Comunidad de Madrid, a través de la Dirección General de Deportes, dirigida por nuestro muy querido Pablo Salazar, también ha apoyado y valorado a nuestro club durante estos años.

Por suerte, es de justicia el destacar también el entusiasta y altruista apoyo que desde el mismo momento de nuestra llegada para gestionar el club hemos venido recibiendo de diferentes empresas y marcas comerciales. Así desde el cariño con el que fuimos recibidos y posteriormente apoyados durante años por la empresa líder zonal ALCOSAN, enseguida recibimos el apoyo también de la marca de galletas nacional CUETARA. Ambas a partir de la temporada 2009/2010 dejaron el relevo a la empresa LEVITT BOSCH AYMERICH. Empresa conocida de manera reducida por LEVITT y que, gracias a su apoyo a permitido a nuestro club el poder mantener la línea de solvencia formal y competitiva antes detallada. En gratitud a su apoyo mantenido en 2012 nuestro club pasó a denominarse Alcobendas Levitt C.F., y tanto ha calado ese compuesto otorgado a los siempre verdes de la antigua Agrupación que, actualmente, de una manera constante y cotidiana somos reconocidos como “el Levitt”. Algo que a mí personalmente me enorgullece. Pienso que tan altruista apoyo no podría tener mejor recompensa. Mucho más cuando dicha denominación siempre irá ligada al nombre de Alcobendas, objetivamente reconocida como la ciudad del deporte por excelencia de España y sentimentalmente para mí lo más grande; no en vano es el lugar de mis raíces. Desde aquí quiero dejar constancia de mi agradecimiento eterno para con todos los patrocinadores que han venido apoyando este entusiasta discurrir del club. Actualmente focalizado junto a Levitt, en empresas como MOGUERZA o Sistemas Integrales de Ocio -AC INTERSOCCER MADRID-.      

Destaco también el apoyo que hemos tenido siempre de los medios de comunicación locales y zonales. Desde el primer momento de nuestra llegada, por ejemplo, confió plenamente en nosotros el añorado Grada Norte. Siete Días, Cadena Ser, Gente, Crónica Norte, La Brujula y otros siempre nos han tratado con cariño y mucho respeto.

Finalmente destacar que, en el ámbito federativo, nuestro club, el Alcobendas Levitt C.F., también llamó la atención de sus dirigentes. Pudiéndose comprobar cómo, durante los últimos seis años fundamentalmente, la Real Federación de Fútbol de Madrid, dirigida fantásticamente bien hasta hace apenas siete meses por nuestro muy querido y valorado presidente Vicente Temprado, ha venido confiando constantemente en el hacer de nuestro club. Fruto de ello han sido la promoción y organización de eventos conjuntamente: Campeonatos de España Territoriales -Sub/16 y Sub/18 en 2015; Sub/18 femenino en 2017… -, promoción de torneos amistosos nacionales e internacionales, cursos de monitores y entrenadores, cursos y sesiones de formación para árbitros y, sobre todo, la elección de nuestro club para ser representante en la Asamblea del Fútbol de la RFFM, junto a otros, de los más de 700 clubes que federativamente la conforman. En esa buena armonía con el ámbito federativo nuestro club ha procurado mantener siempre las mejores relaciones con todos los estamentos: entrenadores, árbitros, jugadores…   

Con otros clubes del ámbito competitivo que nos es propio se ha procurado igualmente una buena, eficaz y estrecha relación. Tanto con los del primer nivel nacional e internacional que constantemente llenan de orgullo a nuestro fútbol madrileño: Atlético de Madrid -club con el que desde el cariño entre las personas de la gestión del día a día hemos mantenido una relación muy estrecha-, Real Madrid -con también exquisita relación- como con cualesquiera de los más humildes y sencillos de los  barrios o pueblos de Madrid. Y relación que ha venido siendo especialmente fluida con todos aquellos que compiten en nuestras mismas ligas. Tanto es así que, por ejemplo, en el ánimo de fortalecer intereses comunes nuestro club, en 2014, se adhirió a la entonces recientemente creada “Asociación de Clubes de Tercera División Nacional”; actualmente denominada “CCT” y que con más de 200 clubes asociados ya en todo el territorio español es un activo muy importante en el mundo del fútbol pre-profesional español.  Mencionar, además, que también a través de la promoción de torneos o el interés por alguno de los jugadores de la “cantera del Levitt” también se han establecido buenas relaciones con clubes internacionales como el AC Milan, FC Juventus, Novara Calcio… o el FC Barcelona, Villarreal CF, Real Sociedad, Elche CF y más clubes del primer nivel nacional.

GRACIAS. Gracias para con todas las personas que forman parte de todos los colectivos deportivos, federativos y de clubes, de instituciones y de organismos detallados hasta aquí.                         
Sentimental y emocionalmente han sido unos años en los cuales las alegrías, afortunadamente, han venido superando a los momentos difíciles y tristes.

Alegría por conocer a tantas personas -muchas de ellas amigas para siempre- que caminarán junto a mi en los mejores registros de mi ser, donde se acumulan los mejores recuerdos y tantas las emociones compartidas.

Momentos difíciles; cuando en este largo viaje llegaron las bajas de colaboradores, entrenadores, jugadores… separaciones que, si bien son algo consustancial al fútbol, siempre dejan algún lamento, alguna incomprensión o algún dolor tras la despedida.

Tristeza. Tristeza y dolor cuando las despedidas para siempre. Yo destaco seis que me produjeron un dolor profundo pero, a su vez, una orgullosa y dichosa satisfacción. Pienso que las cosas nunca son por casualidad. Más bien, sin embargo, debidas a la mano de  alguien superior -a quien yo llamo Dios- quien decide que las cosas ocurran, tanto las que nos traen felicidad como las que llegan cargadas de dolor: la vida en plenitud en definitiva. Así, siendo presidente de aquella su ilusión verde de su pueblo del alma, en 2008 enterramos a mi tío Manolo… ante su tumba en el día de su despedida y en muchos momentos más hasta que lo conseguimos siempre una frase callada para él: “tío volveremos a Tercera, te lo prometo” y siempre recordando que cuando el primer ascenso a Tercera de “su agrupación” en junio de 1980, yo jugador de aquel once, el primer abrazo y el primer beso nada más concluir el partido del éxito me los dio él. Así, siendo presidente  de ese testimonio fundado por él -uno más de los fundados y creados por él durante tantos años en el pueblo que le vio nacer-, en 2009 enterramos a mi padre. En el día de su concurridísima despedida y en los inmediatos de su duelo se me quedaron   grabadas sobre todo dos cosas que enaltecieron casi todos los medios de comunicación local: “… Tomás Páramo, a pesar de otros cargos y actividades que desarrolló durante su vida, siempre se sintió orgulloso sobre todo de sus años de panadero en la tahona familiar donde se sabía de memoria el nombre de los habitantes de Alcobendas cuando este era un pueblo de apenas 1500 habitante y de ser el socio número 1 y fundador de la Agrupación Deportiva Alcobendas…”. ¡Qué emoción aún en el dolor durante esos días para mí su hijo presidente de ese su orgullo! Unos días después, el día 26 de ese mes de enero, el Ayuntamiento, la RFFM y nuestro club le hicimos un homenaje póstumo durante un partido de liga de preferente. Casualmente en aquel partido se jugó el primer partido y quedó inaugurado el campo 3, y principal, de la Ciudad Deportiva de Valdelasfuentes… campo donde en junio de 2014 orgullosamente junto a un increíble vestuario y muchos aficionados, seguidores y miembros del club, en medio de una felicidad colectiva, al llegar al centro -al mismo lugar donde postramos la bandera verde de la Agrupación y un ramo de flores el día de su homenaje póstumo- miré al Cielo diciendo: “Papá estamos en Tercera”. Sentimientos a flor de piel; deber de honra cumplido para con los míos que fundaron y después me inocularon pasión por la Agrupación de su amado Alcobendas.

Y despedí -despedimos- al mejor gestor que ha tenido nunca el club: Pedro García Abadillo. Nobleza obliga para enaltecer su compromiso y sabiduría, conocedor él de todos los registros organizativos y federativos del fútbol. ¡Y qué manera de afrontar y llevar una cruel enfermedad como la que sufrió!

Y despedí -despedimos- a Vicente Robles. Casi se nos fue de las manos al día siguiente de compartir un partido más y un momento más de su loca pasión por el fútbol. Magnifico jugador, entrenador, directivo… persona diez, hombre y padre cabal. ¡Se nos fue tan joven!

Y despedí -despedimos- a Manolo Moya. Yo su compañero joven cuando en Tercera -¡y qué magnífico compañero era!; su hijo jugador del club y después director técnico… ¡tanta cercanía familiar! Recuerdos para siempre de pasión verde compartida con nobleza con el máximo rival: el Sanse; su club del alma. ¡Antes amigos que rivales, sin embargo!

Y despedí -despedimos- a Paco Gibaja. ¡El mejor y más grande que yo vi con la camisola verde de la Agrupación! Mi ídolo de niño. Después jugando junto a él cuando el ya veterano -ni me lo creía entonces-, después mi entrenador… directivo cuando llegamos en junio de 2005. ¡Él era el fútbol de mis sueños! Se nos marchó apenas tres meses antes de volver 20 años después a  Tercera. ¡Su mano nos guió finalmente desde el Cielo!

Tristeza. Tristeza, sobre todo, cuando despedimos a Rafa Muñoz, niño juvenil del club. Desgarrador fue el vivir aquellos momentos. ¡Dolor sin consuelo alguno para sus padres y hermano! Lección después de sosegada resignación de esa su querida familia.

GRACIAS. Gracias para con mis compañeros y colaboradores en la Junta durante estos doce años. Gracias para con todos y cada uno de los entrenadores, jugadores y colaboradores de los diferentes equipos que pasaron por el club. Gracias para con los socios -pocos pero magníficos- y aficionados del club. Gracias para con todas las familias que han venido y vienen confiando en nuestro club para que sus hijos puedan disfrutar del maravilloso deporte llamado fútbol.

Con mí cariño para con Alcobendas -mí raíz, mi cuna-, mi amor y devoción para con la Virgen de la Paz -patrona de Alcobendas y protectora siempre de nuestro club-… me despido de todos:

¡VIVA LA AGRUPACIÓN!
¡VIVA EL ALCOBENDAS LEVITT!

Tomás Páramo Aguado
16/05/2017

 
GANAR… Y ESPERAR

Cuando el colegiado canario Suárez Ramos, el pasado 26 de junio, pitaba el final del partido en el Mariano González de Navalcarnero, una veintena de seguidores del Alcobendas – Levitt alzaban las manos en señal de alegría no por el ascenso navalcarnereño, sino porque el sueño comenzaba y los verdes volvían a Tercera División. El paso de los alcobendenses por la tercera ha tenido altibajos llegando a esta última jornada con opciones de salvación, pero sin depender de nosotros mismos. Antes de echar ninguna cuenta lo primero que hay que hacer es ganar. No vale otro resultado. La derrota o el empate nos devuelve a Regional Preferente. Y la victoria no será fácil. Jugamos en casa del campeón, que en apenas quinces días se jugará el ascenso a Segunda División B.
Esto será un arma de doble filo, ya que pueden salir con cambios y relajados pensando ya en el rival del cruce por el ascenso o motivados para aumentar los buenos registros que han conseguido. El Atlético de Madrid B se ha mostrado muy sólido en el final de campaña y despide el Campeonato regular jugando en casa, por lo que querrá cerrar su participación con una nueva victoria. Por su parte, Lolo Escobar sigue trabajando duramente con un objetivo: los tres puntos. No hay vuelta atrás. 90 minutos para la salvación.

Las cuentas son sencillas. Si no se gana, el descenso es fijo. Ganando la salvación queda por quedar empatado con cualquier equipo excepto en empate directo con Rayo B y Alcorcón B. cualquier otro empate nos dejaría en Tercera División un año más.

Próximos partidos:
Atlético de Madrid B - Alcobendas CF; domingo 14/05/17 a las 11:30 h en el Cerro del Espino.

JUNTOS A POR LA VICTORIA
SIEMPRE VERDES
AUPA ALCOBENDAS LEVITT

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 46
Banner
Banner
Banner
Web oficial del Alcobendas-Levitt Club de Fútbol. Todos los derechos reservados ® Aviso Legal