February 8, 2019

Please reload

Entradas recientes

CRECER PASA POR EL FÚTBOL 7

June 5, 2018

1/5
Please reload

Entradas destacadas

PSICOLOGÍA DEPORTIVA I Competir aprendiendo

October 23, 2018

El día a día y el crecimiento de los canteranos de la A.D. Alcobendas-Levitt no podría entenderse sin reparar en el decisivo papel que en el proceso juega el Servicio de Psicología Deportiva del Club. Rafa Mateos, Responsable del Área y encargado de dotar de valiosas herramientas a los jugadores de nuestro fútbol base, nos acerca un poco más el trabajo y la función que cumple en la rutina de entrenamiento de nuestros chicos.

 

 

1. ¿Cómo varía el trabajo psicológico en función de las edades?

 

Las fases del trabajo psicológico se dividen fundamentalmente en tres: primero iniciación (hasta los 10-11 años), en la que se trabajan valores en el campo: cómo me tengo que comportar, cómo tengo que animar, cómo tengo que reaccionar cuando un entrenador no cuenta conmigo. Según van avanzando, alrededor de los 12-13 años, comienza una segunda etapa de iniciación el entrenamiento psicológico. Cómo motivarme, cómo ganar confianza, cómo permanecer más concentrado, cómo comunicarme mejor en el campo, cómo organizarme en casa para venir a entrenar… Evidentemente, no se dejan de lado los valores anteriormente trabajados, pero al haber alcanzado ya un mayor nivel de madurez psicológica, pueden empezar a trabajar en este aspecto.

 

Posteriormente, cuando cumplen la etapa Cadete, alrededor de los 15-16 años, se hace un trabajo específico como el que se realiza con el Juvenil ‘A’. Aquí ya se trabaja sistemáticamente determinados apartados, en función de las necesidades individuales. Por ejemplo, puedes trabajar con un chico el aspecto de la concentración –qué tengo que hacer para estar más concentrado en el campo-. En este sentido, se le asigna un plan de entrenamiento y todas las semanas se va evaluando si se cumplen los objetivos. Ya es un tipo de trabajo más similar al que realizan los profesionales.

 

2. ¿Cómo cambian los problemas psicológicos a los que se enfrenta el futbolista según las edades?

 

Lo más habitual es que lo niños pequeños no tengan problemas. A los 6-7 años, la mayoría de los problemas suelen venir desde los padres; que se genere una expectativa demasiado alta, que surja una incongruencia entre lo que dice el entrenador y lo que dice el padre… A partir de los 10-11 años, los problemas ya se centran más en ese entrenamiento psicológico del que antes hemos hablado. La competición empieza a ser más exigente, aparecen pérdidas de concentración y sobre todo mayor mayor nivel de estrés, y hay chicos que no poseen las herramientas necesarias para controlarlo.

 

 

 

3. ¿Cuál es la relación que existe entre el trabajo psicológico y los entrenadores?

 

Es fundamental. De hecho, esta temporada, nuestro trabajo va a tener lugar principalmente con los entrenadores. Hay muchos chicos y no se puede acceder a todos, de modo que se va a intentar trabajar a través de los entrenadores. El objetivo es que cada técnico que empiece en Alcobendas en septiembre acabe siendo mejor en su labor en junio. Que el paso por el club le permita adquirir herramientas que antes no tenía, como por ejemplo la comunicación con el grupo, cromo persuadir, cómo reforzar algo que se quiera producir, cómo castigar algo que no debe volver a repetirse.

 

También es interesante formarles en habilidades de gestión de grupo, es decir, cómo construir un equipo de verdad, con la palabra “equipo” en mayúscula; es el llamado team building. Generar una identidad común, unos roles definidos y aceptados por todos, una buena comunicación tanto dentro como fuera del campo… Esa gestión grupal nos gustaría que los entrenadores acabaran incorporándola a su libreta o manual de trabajo. Además de eso, lógicamente, también se abordarán los problemas particulares que puedan ir surgiendo en cada equipo, tanto con chicos como con padres.

 

4. ¿Cuál es el objetivo principal del Área de Psicología para esta temporada?

 

Principalmente, que el Alcobendas Levitt dé un salto cualitativo respecto a otros clubes de la Comunidad de Madrid. Por desgracia no son muchos los que tienen un Área de Psicología, y nosotros queremos demostrar por qué sí es útil tenerla. Asimismo, queremos que los entrenadores den un salto de calidad en su formación, que Alcobendas no sea sólo un año de simple transición, sino que marque un antes y un después. Que sea un curso en el que los técnicos puedan afirmar que han aprendido a comunicarse con los jugadores, a gestionar grupos y a solucionar problemas. Lo mismo sucede con los propios chicos; la idea es que se genere una identidad, que estén contentos y quieran continuar de cara a la temporada siguiente. Eso es algo importantísimo y nuestro papel es clave: si conseguimos equipos bien trabajados psicológicamente, ese objetivo se va a alcanzar. No obstante, para aquellos que sí se vayan, también deseamos que éste no sea un año cualquiera, sino uno en el que adquirieron un aprendizaje y unas herramientas de motivación, concentración y recuperación psicológica a la hora de afrontar lesiones.

 

5. ¿Cómo cambia el trabajo psicológico con el jugador en función de su posición en el campo?

 

Varía, y mucho. Sobre todo en los porteros, la posición más diferente a las demás. Es aquella en la que hay mayor responsabilidad en todos los sentidos, tanto para bien como para mal. Cuando un portero tiene un error, su gestión de dicho error suele ser más complicada que en otros casos. Eso hay que entrenarlo mucho, Además, los porteros pasan mucho tiempo parados, alejados del juego, de forma que mantener la concentración es complicado. Esa es una de las cosas que más se entrena con ellos: cómo mantenerme concentrado durante todo ese tiempo en que el balón está alejado de mí. En cuanto a los defensas, posiblemente constituyen la línea que tiene el trabajo más “sencillo” a nivel psicológico. ¿Por qué? Porque ve todo de cara, tiene menos incertidumbre y, por consiguiente, tiene mayor sensación de control. Cuando se tiene dicha sensación, aumenta la confianza y la concentración. Obviamente también tiene sus particularidades, pero a priori es la línea con mayor facilidad psicológica, y eso es un beneficio. El centro del campo vive la situación contraria, pues tiene una incertidumbre enorme; el balón puede recibirse desde cualquier lugar, vienen jugadores desde todos los lados, y eso hay que trabajarlo mucho a nivel táctico y psicológico. Especialmente –dado que el pivote juega de una manera que se asemeja más a un central, jugando más de cara- importante es el caso de los interiores, que deben manejar muchos más estímulos. Por último, los delanteros son la posición que más se parece a la de los porteros. Tienen un mayor grado de responsabilidad, pues siempre tienen en la cabeza que deben hacer goles, normalmente cifrados en una cantidad concreta. Sin embargo, lo que no tiene en su cabeza es qué debe hacer para conseguirlos, y eso no es gasolina para su funcionamiento psicológico. De hecho, cuando se ve que un goleador atraviesa una mala racha, existe una explicación psicológica: los pensamientos del futbolista no están siendo los que deberían ser para rendir al 100%, y eso se puede entrenar.

 

6. El trabajo con los suplentes y los lesionados

 

En este aspecto, parto de la base de que yo también soy jugador de fútbol y sé lo que siente alguien cuando es suplente. Cuando uno entra en un equipo, nunca tiene la expectativa de quedarse sentado en el banquillo. Cuando eso sucede se rompe una expectativa, y eso implica frustración. La frustración no es agradable y hay que saber trabajarla; algunos no tienen tolerancia hacia ella y, o bien dejan el equipo, o bien dejan de entrenar al máximo. Esa tolerancia hacia la frustración es lo que yo trabajo. ¿Qué debo hacer cuando mis objetivos no se cumplen? Marcarme nuevos objetivos y centrarme en todo aquello que depende de mí. Ahora los entrenamientos van a cobrar una importancia mucho mayor que cuando soy titular. Así, en cada entrenamiento debo marcarme objetivos muy a corto plazo. Algunos jugadores tienen una pérdida de control de estrés cuando son suplentes, y eso les perjudica a la hora de jugar, pues quieren hacer más cosas de lo que deben hacer. En este sentido cobra especial relevancia el control del estrés. Por su parte, también trabajamos la gestión de las lesiones y su recuperación psicológica. Cómo debemos trabajar psicológicamente para volver al 100%. Se hace mucho en el fútbol profesional utilizando un método de visualización, con entrenamiento en control de la activación, con el establecimiento de objetivos. La recuperación de lesiones es una de las cosas que, personalmente, más me gusta, y es algo que se va a trabajar mucho esta temporada.

 

7. El papel de los padres y el trabajo con ellos

 

Ayudar a los padres en su día a día con los hijos es otro de mis objetivos este año. Por ejemplo, trabajamos cómo evitar el abandono deportivo en chicos, teniendo en cuenta que el deporte es un elemento esencial en el desarrollo de la madurez de una persona. Les enseñamos qué pueden hacer para que sus hijos disfruten más del deporte, porque como madre o padre puedo hacerlo. Asimismo, intentamos que aprendan cómo comportarse en la grada, y algo muy importante e interesante, cómo deben comunicarse con sus hijos antes, durante y después del partido. Eso va a influir muchísimo en su desarrollo deportivo. Además, intentamos que sean capaces de convertirse en un modelo positivo para los hijos en el deporte. Del mismo modo que hemos comentado antes en referencia a jugadores y entrenadores, también me encantaría que los padres se llevasen cosas positivas este año, que puedan decir que en el Alcobendas-Levitt aprendieron a marcarle objetivos a sus hijos, a comportarse, y a no desajustar sus expectativas con respecto a la actividad deportiva de los hijos. En relación con todo esto, todos los lunes de 17:00 a 20:00h vamos a tener la Asesoría abierto para que cualquier padre o madre que tenga algún problema, y crea que yo le puedo ayudar como psicólogo, pueda acudir de manera totalmente gratuita para que yo me ponga a su disposición.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags